Login

Cómo elegir taller literario

De un tiempo a esta parte abundan los talleres literarios, los cursos de escritura creativa, relato, novela, poesía. Hay de todos los precios, desde gratuitos o casi gratuito hasta cursos muy caros, dictados por escritores muy importantes. Sucede casi en todas las ciudades de España: Madrid, Barcelona, Zaragoza, Sevilla, Valencia, Bilbao y muchas más.

Es normal que surja la duda de cuál elegir, porque no todos los talleres son iguales. Es más, la realidad es que todos son diferentes.

Con esta entrada pretendo ayudarte a aclarar tus dudas. Se trata de algunas cuestiones a tener en cuenta y que te servirán para decidirte.

  1. Saber lo que quieres: Lo primero y más importante es saber lo que quieres. No es lo mismo querer divertirse escribiendo que querer aprender a escribir literatura. Hay cursos lúdicos, que tienen materiales diversos, como juegos, cartas, dados, y que resultan muy reconfortantes si buscas pasarlo bien, aprender de una forma alternativa. Y también hay centros de escritura que buscan ofrecerte la mejor calidad a través de una oferta variada, profesores de alta calidad y con trayectoria docente en el campo de la escritura creativa, exigencia y la posibilidad de recibir conferencias o clases con editores y escritores venidos de fuera de tu ciudad. Entre ambos puntos, hay mucha más oferta. Serás tú quien analice lo que hay y elija según lo que quieres. En ese sentido, es muy importante no dejarse convencer por nadie. Todos los que damos cursos de escritura pensamos que nuestros cursos son los mejores.
  2. Sé realista con tu presupuesto: Tienes que saber cuánto estás dispuesto a gastar en el curso que buscas. No te pongas una cifra exacta. Elige una horquilla. Por ejemplo, entre 60 y 90 euros, así podrás elegir de verdad. Y sé flexible, porque puede que el curso que realmente andas buscando te salga a 95 euros. No cierres la puerta por algo así. En realidad, hay muchos precios, pero la máxima “lo barato sale caro” en este caso es cierta. Generalmente los cursos muy baratos son malos. Un buen curso de escritura suele estar entre los 70 y los 100 euros mensuales. Un buen curso para divertirse escribiendo está entre los 50 y los 70 euros. En estos dos tipos de cursos aprenderás, más o menos, dependerá de ti. Elige los otros cursos solo si andas en busca de compañía, dicho con todo el cariño del mundo.
  3. Tómate en serio la duración: Aprender a escribir literatura no es cosa de tres o seis meses, pero tampoco necesitas cinco o más años. Como el relato y la novela comparten en un 95% las técnicas y entresijos, trucos y herramientas, puedes aprender todo lo necesario para escribir ambos géneros al mismo tiempo sin ningún problema. Si te ofrecen cursos de Escritura Creativa, Relato y Novela separados en un total de más de cinco años, es porque te quieren sacar todo el dinero posible. Pero no creas en milagros: un año no basta para aprender todo lo que se tiene que aprender. Busca el sitio que mejor conjugue todo esto.
  4. Horas de clases y cantidad de alumnos por grupo: Un curso tiene que ser rentable para quien lo da, pero también tiene que ser útil para quien lo recibe. Hay cursos que te dicen que en una hora u hora y media te enseñaran todo lo enseñable. Lógicamente es posible, pero solo si los grupos son reducidos. Una hora da para trabajar bien con cuatro alumnos; en todo caso, nunca más de cinco. Una hora y media da para seis, siete alumnos, ocho como mucho. Pero si el máximo de alumnos es de diez, como mínimo busca cursos de dos horas de duración. Menos… Bueno, no te lo digo. Ya te habrás dado cuenta: te costará menos dinero, pero también aprenderás menos.
  5. No todos los sitios son iguales: Hay cursos que se ofrecen como lo mejor de lo mejor, pero no te ofrecen ningún programa. Es importante que exista un material, una didáctica del aprendizaje, por más conocidos que sean los profesores. Desconfía de todos los sitios donde no te hablen del programa o si descubres que el material utilizado es de otros centros o resúmenes de libros que podrías adquirir en las librerías. Por ejemplo, qué se puede esperar de un curso dado por la Universidad Popular o de la Experiencia. Solamente un espacio para reunirte con gente interesada más o menos en lo mismo que tú. Pero si quieres aprender, no vas a esos sitios. Estos lugares cumplen una función social y eso es bueno. Lo malo es que hay otros centros, privados, que son iguales que estos y te cobran mucho más. Elige bien y según lo que quieras lograr con tu curso. Recuerda que quien pierde tiempo también pierde dinero.
  6. Los centros más grandes no tienen por qué ser los mejores: Desde hace unos años, los cursos de escritura creativa han multiplicado su oferta. Incluso las escuelas de ciudades más grandes, como Madrid o Barcelona, se han extendido a otras ciudades medianas. Suelen tener sus aulas en centros de negocios o espacios de coworking. Es decir, lugares totalmente despersonalizados. ¿Te has preguntado si eso es lo mejor? Por un lado, te ofrecen toda su experiencia, pero por otro, los alumnos suelen convertirse en clientes, en un número: eso quiere decir que lo que buscan es gente que se quede mucho tiempo con ellos, aunque no sea necesario, porque son negocios, al fin y al cabo. Quizá sea eso lo que te apetezca. No es ni bueno ni malo, solo tienes que tener claro lo que quieres
  7. Fíjate en el profesorado: El profesorado de un centro de escritura creativa marca la diferencia. No siempre un escritor conocido va a ser mejor que uno que no conoces. Mira sus currículos, revisa los libros que han publicado, la experiencia dando clases. Pregúntales directamente, si puedes (deberías poder), si te van a corregir, a guiar de verdad. Hay muchos profesores que te van a decir siempre que lo has hecho muy bien. ¿Tú de verdad crees que eso es posible? Y si lo haces muy bien entonces ¿por qué te estás pagando un taller literario? El profesor tiene que ser capaz de guiarte, de corregirte, de sacar lo mejor de ti. No basta con que sea un erudito. Un erudito no necesariamente es un buen maestro. Ayuda, pero no lo es todo. Conjuga la experiencia del profesor con su trayectoria como escritor. Suele dar resultados.
  8. ¿Te ofrecen algo más?: Un buen centro de escritura creativa se preocupa por sus alumnos, porque ve en ellos a escritores en ciernes. Por eso hace lo posible por diferenciarse. Lo normal es que te ofrezcan cuatro clases teórico prácticas. Eso no está mal. Una clase a la semana. Seis días para escribir un texto. Para practicar. Pero ¿y si trae profesores invitados, es decir, escritores de prestigio a darte una clase, a mostrarte cómo es el mundo real del escritor?, ¿y si trae editores para que te comenten cómo es el mundo del libro?, ¿y si invita agentes literarios para que veas que hay puertas y ventanas que se te pueden abrir? Entonces estaríamos hablando de una formación integral. Entonces estaríamos hablando de centros de escritura creativa donde realmente vas a aprender.

Busca y elige. De todo hay y cualquier opción es válida si realmente es la que tú has elegido para ti.

 

www.estudiodeescritura.com

Cursos de escritura literaria en Zaragoza

1 octubre, 2018

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas